Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y no te pierdas ni un solo #chivatazoMCB.

X

X

El Velázquez 17. Bistró en el barrio de Salamanca.

El Velázquez 17. Bistró en el barrio de Salamanca.
Aperitivo de tomate kumato. Foto de www.madridcoolblog.com
El Velázquez 17. Bistró en el barrio de Salamanca.
Croquetas, rollito vietnamita y alcachofas. Foto de www.madridcoolblog.com
El Velázquez 17. Bistró en el barrio de Salamanca.
Atún abrasado con polenta. Foto de www.madridcoolblog.com
El Velázquez 17. Bistró en el barrio de Salamanca.
Mousse de chocolate, mini pie de limón y helado de yogur con fresas. Foto de www.madridcoolblog.com

En el barrio Salamanca se encuentra El Velázquez 17, ejemplo perfecto de bistró con toques muy personales,  cocina internacional para todos los gustos, buen trato y ambiente tranquilo. Se encuentra cerca del hotel Wellington y se caracteriza por un corte informal, muy trendy y cosmopolita. ¿Postureo? Bueno sí, pero en su justa medida.
El local tiene un interiorismo moderno y actual, con personalidad propia, muy en la línea de su restaurante hermano, el Murillo Café, situado detrás del Museo del Prado. En El Velazquez 17 encontrarás papel pintado y cornamentas de venado en las paredes, suelos en damero, techos altos y sobre todo mucha mucha luz. El público es principalmente gente joven, familias, parejas, algún Pomerania y más de uno que va a ver y ser visto. Seas como seas, el personal del restaurante es profesional y te atenderá amablemente sin llegar a agobiarte.
La carta es muy variada, con platos saludables, como hummus y tapenade, y otros más clásicos como pimientos de Padrón. Su selección de vinos no es demasiado extensa pero sí completa, lo que hace que todos los paladares encuentren el acompañamiento perfecto a los platos de la carta. Además, la ubicación es ideal para comer, por ejemplo un domingo, combinando el plan con un paseo por el parque del Retiro, a tan sólo dos minutos andando.
Nosotros aprovechamos la Restaurant Lover Week, que dura hasta el 22 de marzo, para acercarnos a probar su menú degustación que consistía en unos entrantes, un plato principal y un postre, con bebida incluida. Mientras se iban preparando las comandas, nos sirvieron un aperitivo de lo más sencillo a la par que bueno: un tomate kumato, aceite de oliva y un poquito de sal Maldon, sin florituras pero delicioso. Al poco tiempo, llegaron dos Croquetas de boletus, dos de jamón ibérico, un Rollito vietnamita de langostino y Alcachofas salteadas con bacon y parmesano. Las croquetas eran muy suaves y ricas, especialmente la de boletus, el rollito refrescante y las alcachofas tan tiernas que me gustaron hasta a mi, el anti-verduras del equipo.
De los 3 platos principales que se pueden escoger, optamos por el Atún abrasado sellado con polenta y puré de patatas gratinado y por la Milanesa de ternera con ensalada de rúcula y tomate. El plato de atún estaba protagonizado por varios trozos de pescado bien cocinados acompañados de un puré muy trabajado como estrella invitada. Peeero la sorpresa que nos trajo el postre no fue poca: una selección consistente en Chupito de mousse de chocolate, Mini Pie de limón y Helado de yogur con fresas. Aquí se toman en serio los postres: el helado es casero y está presentado en un tarrito de cristal, la tartaleta es muy esponjosa y la mousse, aireada y fina, así que ojo al dato y deja algo de sitio para el final.

Velázquez  17
Teléfono: +34 91.431.68.16
Horario: de lunes a sábado de 9:30 a 1:30 hrs. domingo de 10:30 a 18:30 hrs.
Precio medio: 25-30€.
Dirección: Velázquez, 17, Madrid.


Puedes seguirnos en InstagramFaceBook + Twitter + Bloglovin´

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*