Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y no te pierdas ni un solo #chivatazoMCB.

X

X

Escapada desde Madrid: conociendo a fondo la Rioja Alavesa.

Hace unas semanas con un pequeño grupo de medios viajé a la Rioja Alavesa de la mano de bodegas Azpilicueta. Sólo fueron 24 horas una de las zonas vinícolas más renombradas a nivel nacional e internacional, pero me dio tiempo a aprender maridajes que creía imposibles, los secretos de la madera de una buena barrica, cómo ensamblar mi propio vino… ¡Hubo muchas sorpresas!

madrid-cool-blog-viura-chimenea-g
Vestíbulo del Hotel Viura. Foto de www.hotelviura.com

Me alojé con el resto de compañeros de expedición en el Hotel Viura, en Villabuena de Álava. El pueblo es muy pequeñito, con calles estrechas (saludos desde aquí al conductor del minibús, ¡todo un hacha!) y las típicas casas de pueblo. Y en medio de ese paisaje tan tradicional, aparece este modernísimo hotel con un restaurante de lujo.

madrid-cool-blog-viura-cena-g
Cena con maridaje en compañía de Elena Adell. Foto de www.madridcoolblog.com

Todo en la zona gira alrededor del vino, y este hotel no podía ser menos. ¡Si hasta tiene cubas de vino colgando del techo del restaurante! La misma noche que llegamos pudimos probar de primera mano el vino de la Rioja Alavesa, en una cena maridada con vinos Azpilicueta. Además, conocimos la que iba a ser nuestra guía durante los dos días de excursión entre viñas y cubas de vino: Elena Adell, responsable y enóloga de las bodegas Azpilicueta.

madrid-cool-blog-viura-pescado-g
Merluza a la llama. Foto de www.madridcoolblog.com

Elena fue toda una pionera en el mundo de la enología, y junto con su simpatía, sus chascarrillos y su locuacidad, nos lo pasamos genial. Fue todo un placer escuchar de boca de esta “chiguita” su pasión por el vino y los secretos del maridaje. La Merluza a la llama o la Panceta asada al estragón fueron platos espectaculares, pero además descubrimos el secreto de Elena: maridar Jamón ibérico con un vino blanco. Yo también puse la cara que tienes ahora, pero lo probé y le di toda la razón.

 

Al día siguiente, por la mañana pronto, empezamos nuestra ruta visitando la tonelería Gangutia. Yo soy de la zona de la Ribera del Duero, pero allí no hay tonelerías, así que fue todo un descubrimiento. Ver cómo se hacen las barricas de vino es toda una experiencia, si veis el vídeo parece casi magia cómo se va dando forma a la madera. Nosotros tuvimos la suerte de que nos guiara por todo el proceso Teresa Pérez, que nos enseñó hasta qué punto se cuidan los detalles en el mundo del vino. Por ejemplo, cómo la misma especie de roble francés de distintos bosques da matices diferentes al vino, algo que me dejó fascinado.

madrid-cool-blog-azpilicueta-embalaje-g
Ensamblaje de vinos. Foto de www.madridcoolblog.com

Acto seguido, hice el primer ensamblaje de vino de mi vida en el antiguo edificio donde empezaron las bodegas Azpilicueta. Consiste en mezclar distintos tipos de vinos para conseguir el que más se acerque a tus gustos. El asunto tiene miga, porque los cuatro vinos con los que contábamos están hechos con uvas distintas y diferentes barricas años de crianza. Sobra decir que duró poco tiempo en la botella cuando llegué a casa ;-).

madrid-cool-blog-azpilicueta-vino-seleccion-barricas-g
Selección de Barricas de Azpilicueta.

Después de todo este periplo, llegó el momento estrella del viaje: conocer Azpilicueta Selección de Barricas. Un vino que es una apuesta personal de Elena Adell y del que sólo se han hecho 167 barricas. Uva 100% tempranillo, con barricas de los bosques de Jupilles, Halatte y Vacheresse; resultado de la estrecha colaboración de viticultores, bodegueros y toneleros. No te voy a decir si me sabía a cereza, canela ni nada de eso; no tengo el paladar tan afinado. Lo que sí sé es que me gustó mucho cuando lo probé y que la botella que tengo en el frigorífico lo más probable es que no llegue a Navidades.

madrid-cool-blog-azpilicueta-tonel-gota-azul-g
Barrica de vino de Azpilicueta. Foto de www.madridcoolblog.com

Lo que sí te puedo asegurar es que en la Rioja Alavesa se come y se bebe muy bien, la gente es súper maja y también se pueden hacer planes más allá del vino  como la Ruta de los Dólmenes (sí, como los de Obélix) o recorrer las calles medievales de Laguardia. ¡Hay mucho que ver! Como no podía ser de otra manera, este post entra por la puerta grande a mi  sección de viajes. ¿Ya la conoces? Hay escapadas para conocer el interior de España, ciudades europeas, chivatazos para conocer playas escondidas…

 

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*