Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y recibirás mi guía para exprimir Madrid en 48 horas.

X

X

Planes para disfrutar del otoño con el todoterreno Dacia Duster.

Con la llegada del otoño empieza a notarse el frío, y la lluvia y el viento hacen acto de presencia. Los días se hacen más cortos y aunque pueden empezar soleados, muchos terminan con la peor de las tormentas. Acostumbrados al calor de no hace tanto, el primer impulso es quedarnos en casa calentitos. Aunque en un principio nos pueda parecer buena idea, haciendo esto nos podemos perder un montón de planes propios de esta colorida estación, como ir a recoger setas o dar un paseo por el campo, que ahora que están cambiando de color las hojas, es todo un espectáculo.

Para estas escapadas hay un compañero de fatigas ideal, al que le da igual que llueva, que haga sol o que sople el peor de los vientos: el Dacia Duster. Seguro que ya has oído hablar de él, porque en los últimos cuatro años se han fabricado más de un millón de unidades. Razones para el éxito son, por ejemplo, su amplio habitáculo, su capacidad de almacenaje y su robustez. Además, su diseño elegante hace que también sea perfecto para la ciudad, con lo cual es uno de los más elegidos por aquellos que les gusta recorrer todo tipo de terrenos, tanto asfalto como tierra.

Os proponemos cuatro destinos perfectos para disfrutar el otoño con el Dacia Duster:
El Canal de Castilla. Viajar por Tierra de Campos en Barco.
Visitar Tierra de Campos de una manera diferente es muy fácil, en poco más de 2 horas puedes estar a bordo de un barco conociendo el Canal de Castilla y sus esclusas. Medina de Rioseco tiene mucho que ofrecer.
Las Hoces del Duratón.
Hay dos formas de visitar las Hoces del Duratón: por arriba y por abajo. Tranquilos, aunque lo parezca, no nos hemos vuelto locos escuchando los “greatest hits” de Ricky Martin. Lo cierto es que podemos disfrutar de este paisaje de cortados de hasta 100 metros de altura, caminando (por arriba) o en piragua (por abajo).
El Valle del Jerte.
Os proponemos una escapada desde Madrid al Valle del Jerte. 270 km separan la capital de esta zona donde una vez al año la naturaleza nos ofrece un espectáculo bello y efímero: la floración de los cerezos. Nada que envidiar a los mejores hanami japoneses.
La Ribera del Duero en Valladolid.
Planazon los alrededores de la ciudad de Valladolid: una visita a la Ribera del Duero. Sin duda, la mejor opción es alojarse en uno de los múltiples hoteles-bodega que hay por la zona. Una experiencia única.

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*