Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y recibirás mi guía para exprimir Madrid en 48 horas.

X

X

Setas en la Sierra de Guadarrama de Madrid.

sierra, guadarrama, madrid, cool, blog, escapada, ruta, senderismo, setas, cesta de boletus
Cesta de boletus. Foto de www.madridcoolblog.com
sierra, guadarrama, madrid, cool, blog, escapada, ruta, senderismo, setas, camino
Ruta. Foto de www.madridcoolblog.com
sierra, guadarrama, madrid, cool, blog, escapada, ruta, senderismo, setas, tipos,
Setas de todos los tamaños… Foto de www.madridcoolblog.com
sierra, guadarrama, madrid, cool, blog, escapada, ruta, senderismo, setas, tipos
… y de todos los colores. Foto de www.madridcoolblog.com
sierra, guadarrama, madrid, cool, blog, escapada, ruta, senderismo, setas, tronco
¡Aparecen setas por todas partes! Foto de www.madridcoolblog.com

Si hay una cosa que les gusta hacer a los madrileños el fin de semana es acercarse a la “Sierra”. Así se refieren coloquialmente a la Sierra Norte de Madrid, un paraje natural lleno de rutas de senderismo con distancias y niveles de dificultad para todos los gustos.
Nosotros, aprovechando que es época de setas, nos acercamos a recorrer una ruta circular que sale muy cerca del pueblo de Cercedilla  (aproximadamente desde el restaurante Casa Cirilo) y que discurre paralela al arroyo de Pinolobero. En recorrerla íntegra se tarda algo más de 3 horas y no tiene mucha pendiente, así que es perfecta para disfrutar de la naturaleza sin cansarse demasiado. Hay varias zonas de aparcamiento, una gran explanada donde juegan los niños que van de excursión con el colegio, y varias mesas para disfrutar cómodamente de un buen picnic o, como lo hemos llamado siempre, merendar en el campo.
En la ruta nos cruzamos con parejas que iban a pasar un día campestre, grupos de antiguos amigos poniéndose al día y personas paseando con sus perros, pero poca gente con cestas. Además, nada más empezar, vimos a una señora que volvía con dos boletus enormes en la suya, así que, a pesar de que últimamente es difícil encontrar seteros buenos que no hayan sido ya arrasados, no perdimos la esperanza. Gracias al ojo atento de uno de nosotros, encontramos un “corrillo” donde recolectamos con cuidado los únicos boletus que nos encontramos en todo el paseo (ya sabéis que para coger setas hay que cortarlas por el tronco, no arrancarlas). Si os gusta la naturaleza (y sus frutos), es un planazo para un sábado o un domingo por la mañana. Aparte de las comestibles, las lluvias y el calor han dejado gran variedad de setas de todas las formas y colores. Te puedes dar una buena sesión micológica viendo distintas variedades de rúsulas, lactarius, boletus y amanitas sin salirte del camino ni desviarte mucho de la ruta. Eso sí, si no estáis seguros de si las setas son o no comestibles, miradlas, fotografiadlas e incluso cogedlas, pero ¡no os las comáis!

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*