Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y recibirás mi guía para exprimir Madrid en 48 horas.

X

X

Mis 7 sitios para tomar el vermut en Madrid como un auténtico “gato”.

[You can read this post in English here]

Cuando llegué a esta ciudad hace unos años, uno de los amigos que conocí me llevó a descubrir el Madrid más auténtico, el de los bares de toda la vida. Desde entonces, aunque esté al acecho de lo último en abrir y no deje de visitar los garitos más cool de la capital, de vez en cuando me gusta volver a las tabernas de siempre. Tomar el vermut en Madrid es toda una experiencia, y ya ha llegado el momento de que yo haga por ti lo mismo que mi colega hizo por mí. Hoy te cuento mis sitios preferidos para tomar el aperitivo.

Hay pocas cosas tan de aquí como “salir a tomar el vermú”. Creo que desde que tengo uso de razón, he estado oyendo esta expresión. Desde mi punto de vista, implica algo más que salir a tomar algo antes de comer: es quedar un día festivo o domingo con tu familia o amigos, libre de cualquier postureo y mirando poco el reloj.

Es verdad que últimamente está habiendo un cierto resurgir del vermut como bebida, y hay muchos bares nuevos que lo ofrecen y rivalizan con los de toda la vida. Puedes cumplir con la tradición en tabernas que llevan más de 100 años abiertas y que son auténticos museos que reflejan la vida de esta ciudad de hace muuuchos años; o puedes apostar por otras propuestas más contemporáneas que están renovando el arte de tomar el aperitivo. El vermut en Madrid es una tradición bien arraigada que hay que cumplir al menos alguna vez si vives aquí, aunque se te vaya de las manos y te acabes saltando la comida… Para ser un auténtico gato madrileño (hayas nacido en la ciudad o seas adoptado, da lo mismo), date una vuelta por alguno de estos bares. ¡Anota!

madrid-cool-blog-revoltosa-interior-g
La Revoltosa. Foto de www.madridcoolblog.com

La Revoltosa

Se trata de un bar de nuevo cuño que hace poquitos años empezó a reivindicar lo neocastizo. O lo que es lo mismo, la taberna de toda la vida pero con un toque moderno, que no con moderneo. En la Plaza del Rey, asombrosamente sin aglomeraciones de turistas, se puede disfrutar de un aperitivo tranquilo con el sol del invierno entrando por sus cristaleras, o directamente en la terraza. No te pierdas su Orinal de pollo empanado con kikos.

madrid-cool-blog-la-ardosa-fachada-g
Fachada de La Ardosa. Foto de www.madridcoolblog.com

La Ardosa

El sitio no es muy grande, con un pequeño reservado al que se llega pasando la barra por debajo. Mantiene casi la misma decoración desde 1892 y ofrece una de las mejores tortillas de patata de Madrid junto con la del Sylkar. Es una taberna de las antiguas, de “Madrí”,  con camareros de los que ya casi no quedan. Vale la pena pasarse por allí aunque sea sólo para verla.

madrid-cool-blog-taberna-angel-sierra-interior-g
Interior de la Taberna de Ángel Sierra. Foto de su Facebook.

Taberna de Ángel Sierra

Sí, en Chueca también hay sitios con un vermú excelente, y éste es uno de ellos. Mientras unos andan durmiendo por la fiesta del día anterior, otros llenan este bar con la solera que le da llevar más de 100 años abierto. Suele estar a tope los fines de semana, así que te recomiendo ir prontito.

madrid-cool-blog-alipio-ramos-fachada-g
Fachada de Alipio Ramos. Foto de www.madridcoolblog.com

Alipio Ramos

Él estuvo ahí muchísimo antes de que todos los demás llegaran a convertir la calle Ponzano en la meca del aperitivo, del afterwork, de las comidas, de las cenas y de todo lo que tenga que ver con mover el bigote. Tienen vermut de grifo Zarro fresquito, pero lo mejor son las TAPAS con mayúsculas que ponen. Si eres afortunado, habrá paella y te echarán la bronca en casa cuando llegues sin apetito porque te has puesto fino en el bar.

madrid-cool-blog-stop-madrid-g
Stop Madrid. Foto de www.stopmadrid.com

Stop Madrid

este establecimiento, abierto desde 1929. Con una amplia carta de vinos, es ideal para comer de picoteo y conocer una auténtica tasca de Madrid sin alejarse demasiado de la Gran Vía. Vermut de grifo de Miró de Reus, servido con naranja. Muy rico.

madrid-cool-blog-casa-camacho-g
Casa Camacho. Foto de www.madridcoolblog.com

Casa Camacho

Es una de las tascas con más carisma de Malasaña. Tanto, que hasta han creado su propio cóctel con vermut: Yayo  (vermut, ginebra y gaseosa). Desde que abrieron a finales de los años 20, su vermú viene con tapita. La decoración sigue igual desde entonces, con parroquianos de toda la vida. Es sin duda un buen lugar para vivir la experiencia de lo castizo en la capital.

La Violeta. Foto de www.lavioletavermut.com
La Violeta. Foto de www.lavioletavermut.com

La Violeta

Yo iba un montón cuando estaba por la zona, hasta que lamentablemente cerró. Ahora ha vuelto a abrir el local gente joven y es una de las mecas del vermut en Madrid, con más de 20 variedades distintas. Todos se sirven bien acompañados de raciones de boquerones, encurtidos, gildas… Lo mejor de las tabernas de antes, pero puesto al día, y con muy buena selección musical.

Puede que creas que esto del apetirivo es un poco de abuelos. Es posible, pero te diré que “la experiencia es un grado” y los abuelos saben muy bien lo que se hacen. Y es que, como decía el mío cuando mi abuela le reñía porque siempre empezábamos a comer los domingos a las cuatro de la tarde: “el aperitivo es sagrado”.

Puedes seguirnos en Instagram + FaceBook + Twitter + Bloglovin´

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*