Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y recibirás mi guía para exprimir Madrid en 48 horas.

X

X

Escapadas desde Madrid: Selva de Irati, el paraíso navarro.

La Selva de Irati es una de las maravillas naturales que hay en España. Es una pasada durante todo el año, pero hay un momento que es especialmente mágico: el otoño. Justo antes de que se caigan las hojas hay una mezcla de colores verdes y ocres que hace que el hayedo más grande de Europa luzca espectacular.

Junto con mis amigos, organizamos un viaje a la Selva de Irati para recorrer sus bosques, descubrir la historia de Navarra y comer de maravilla. Y por supuesto, conocer una de las obras de arte contemporáneo más controvertidas de los últimos años. Seguro que después de leer el artículo te entran unas ganas locas de ir, ¡ya verás!

Ochagavía. Foto de Madrid Cool Blog.
Ochagavía. Foto de Madrid Cool Blog.
Casa Rural Mendibide. Foto de Madrid Cool Blog.
Casa Rural Mendibide. Foto de Madrid Cool Blog.
Ochagavía

Para recorrer la Selva de Irati, hay dos pueblos principales donde te puedes alojar: Ochagavía y Orbaizeta. Nosotros elegimos Ochagavía y nos encantó. Es el típico pueblo navarro con casa de piedra, tejados de pizarra y unos amaneceres (cuando bajaba un poquito la niebla) muy bonitos. Además, tuvimos la suerte de alojarnos en la Casa Rural Mendibide, donde Mari Paz nos recibió con la casa calentita, los brazos abiertos y un bizcocho de yogur recién hecho. ¡No pudo haber una bienvenida mejor! Es una casa grande de dos pisos perfecta para grupos de amigos, con chimenea en el salón incluida.

Interior de La Mandarra de La Ramos en Pamplona.
Interior de La Mandarra de La Ramos en Pamplona.
Gastronomía navarra

Ir de viaje a Navarra es sinónimo de comer bien. En casi todos los pueblos hay asadores en los que comer buena carne y en general platos en abundancia. Vamos, que no te vas a quedar con hambre 😉 En Ochagavía te recomiendo Kixkia, donde el combo de chuletón y sidra es el rey, ideal para comer después de una buena ruta de senderismo por la Selva de Irati. En Orbaizeta no te puedes perder Mendilatz Aterpea, un restaurante con comida casera y unos postres riquísimos. A la vuelta a Madrid nos recomendaron pasar por Pamplona y comer los pintxos de La Mandarra de La Ramos, toda una institución en la capital pamplonica.

Cascada del Cubo en la Selva de Irati. Foto de Madrid Cool Blog.
Cascada del Cubo en la Selva de Irati. Foto de Madrid Cool Blog.
Selva de Irati. Foto de Madrid Cool Blog.
Selva de Irati. Foto de Madrid Cool Blog.
Senderismo por la Selva de Irati

Aunque no seas de andar mucho, no te puedes perder hacer una ruta de senderismo por la Selva de Irati. Hay desde paseos muy fáciles que se pueden hacer con carritos de niño a otros mucho más técnicos. Como nuestro grupo no era muy montañero, elegimos la ruta de la Cascada del Cubo. El punto de partida es el parking Casas de Irati donde hay una zona muy bien acondicionada (con restaurante incluido) desde donde salen varias rutas. Es una ruta muy fácil para recorrer el hayedo más grande de Europa, hacer fotos bonitas y respirar un poco de aire fresco.

Fábrica de Armas de Orbaizeta. Foto de Madrid Cool Blog.
Fábrica de Armas de Orbaizeta. Foto de Madrid Cool Blog.

Antigua Fábrica de Armas en Orbaizeta

En plena Selva de Irati y muy cerquita de la frontera con Francia puedes visitar las ruinas de esta fábrica. La vegetación ha invadido las antiguas instalaciones del complejo y ha creado un lugar mágico. Abandonada desde el siglo XIX, hay zonas acordonadas para poderla visitar con seguridad, ya que hay algunos edificios que pueden ser peligrosos. Justo antes de llegar, bajando por un sendero, puedes hacer fotos de su punto más emblemático: la conducción abovedada de agua. La visita es al aire libre, así que comprueba antes el tiempo o te mojarás.

Colegiata de Roncesvalles. Foto de Wikipedia.
Colegiata de Roncesvalles. Foto de Wikipedia.
Colegiata de Roncesvalles

Aquí tuvo lugar la batalla de Roncesvalles, sobre la que se hizo la leyenda de Roldán, una especie de héroe francés del estilo del Cid Campeador. Desde ese momento, se construyó este complejo que dicen que es uno de los mejores ejemplos de gótico francés de la península. Este es uno de las entradas del Camino de Santiago francés a España, con lo cual verás a un montón de peregrinos por la carretera. Nosotros paramos aquí y seguimos nuestro camino hasta San Juan Pie de Puerto.

San Juan Pie de Puerto. Foto de Madrid Cool Blog.
San Juan Pie de Puerto. Foto de Madrid Cool Blog.

 

San Juan Pie de Puerto. Foto de Madrid Cool Blog.
San Juan Pie de Puerto. Foto de Madrid Cool Blog.
San Juan Pie de Puerto

Este pequeño pueblo bien merece cruzar la frontera hasta Francia, con un centro histórico rodeado de una muralla del siglo XVII. Nosotros paseamos por allí por la tarde y es una auténtica gozada, con sus edificios antiguos y calles empedradas. También te recomiendo que no te pierdas los puentes sobre el río Nive, como el de la calle España y el de Eyheraberry, con vistas muy bonitas del pueblo y de los cercanos Pirineos. Allí nosotros paramos para merendar con dulces franceses y aprovechamos para llevarnos productos gourmet de regalo, como el paté vasco de cerdo y vino de Irouléguy.

Monasterio de Leyre. Foto de Madrid Cool Blog.
Monasterio de Leyre. Foto de Madrid Cool Blog.
Monasterio de Leyre

Es uno de los lugares históricos más importantes de Navarra, ya que allí es donde están enterrados los primeros reyes del reino de Pamplona. Su construcción se empezó en el siglo IX y según fueron pasando los años, se fue ampliando con diversos estilos arquitectónicos. La iglesia es muy bonita, pero lo que nos dejó maravillados es una pequeña cripta que hay nada más entrar, a la izquierda. Es un espacio único con columnas espectaculares que sostienen el peso del templo.

Ecce Homo de Borja. Foto de Madrid Cool Blog.
Ecce Homo de Borja. Foto de Madrid Cool Blog.
Ecce Homo de Borja

A nuestra vuelta a Madrid desde la Selva de Irati hicimos parada en Borja para ver al Ecce Homo. ¡No nos lo podíamos perder! Hace unos años, una parroquiana del pueblo intentó restaurar este fresco de la iglesia. Ahora es uno de los puntos más visitados de la zona. Hay que pagar una pequeña entrada de 3€, con lo que está sufragando obras para restaurar la iglesia. Está ubicado dentro del Santuario de la Misericordia, un poquito alejado del pueblo, desde donde hay unas vistas muy bonitas del valle.

 

Y aquí acaba nuestro viaje a la Selva de Irati. Como ves, hay un montón de cosas por hacer, ver y comer. Fueron solo dos días que aprovechamos a tope. Allí me sentí como en mi propia casa y del que guardo un buenísimo recuerdo. En resumen, la Selva de Irati siempre es un buen destino, pero en otoño, mucho más. No te pierdas el resto de mis viajes, escapadas desde Madrid que dan mucho de sí. ¡Nos vemos!

 

Puedes seguirme en Instagram + FaceBook + Twitter + Bloglovin´

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*