Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y recibirás mi guía para exprimir Madrid en 48 horas.

X

X

Los mejores sándwich de Madrid para pringarte las manos muy a gusto.

El sándwich es un tipo de comida al que no se le ha prestado la atención que se merece. La verdad es que no lo valoraba, después de años de merendar sándwich de pan de molde del malo con queso bien curado día sí, día también. Pero desde los comienzos de Madrid Cool Blog, oye, he descubierto un nuevo mundo. Y lo voy a compartir contigo.

Sándwich de costillar de ternera. Foto de Lookingfood.
Sándwich de costillar de ternera. Foto de Lookingfood.
Crumb (C/ Conde Duque, 8)

Uno de los primeros en traer el concepto de sándwiches gourmet a Madrid y que sigue al pie del cañón gracias a su calidad. Yo siempre que estoy por Conde Duque, no lo dudo: de cabeza a Crumb. Tienen una carta corta pero intensa, con la que se puede comer estupendamente por menos de 15€. El pan de su sándwich está hecho diariamente con masa madre, elijas el relleno que elijas está delicioso (me he probado la carta entera) y tiene acompañamiento de patatas revolconas, asadas o ensalada. Solo recordarlo se me hace la boca agua…

Sándwich de roastbeef de Toma Café. Foto de Madrid Cool Blog.
Sándwich de roastbeef de Toma Café. Foto de Madrid Cool Blog.
Toma Café Olavide (C/ Santa Feliciana, 5)

La especialidad de Toma Café Olavide es el “sándwich de roastbeef”. Y no porque lo digan ellos: desde el primer bocado tuve claro el por qué. No es una elaboración compleja, pero hacerlo tan sabroso sí es lo complicado. Además utilizan un pan bien consistente, nada de panes blandos. La carne estaba muy jugosa y el pan bien crujiente. Y el queso derritiéndose a cada bocado… ¿no te parece delicioso?

Sándwich de ternera con teriyaki. Foto de Madrid Cool Blog.
Sándwich de ternera con teriyaki. Foto de Madrid Cool Blog.
La Casa Tomada (C/ San Lorenzo, 9)

El hogar de los bocadillos XXL en Malasaña no podía faltar en esta lista del mejor sándwich de Madrid. Los bocadillos van bien cargaditos, como el de “Teriyaki de ternera”. Incluso si eres de los que cuesta que se sacien, te aseguro que de aquí vas a salir sin hambre. Si quieres probar alguna de sus ricas raciones venezolanas, te recomiendo compartir unos Tequeños o las Peluas Fries. Una opción estupenda para cenar algo de calidad, fast good en toda regla.

Sándwich cubano de Midtown. Foto de Madrid Cool Blog.
Sándwich cubano de Midtown. Foto de Madrid Cool Blog.
Midtown (Paseo de la Habana, 11)

Si sales por la zona del Paseo de la Habana, sin lugar a dudas Midtown es la mejor opción para cenar sin ir a una franquicia. Sus dueños son españoles que estuvieron estudiando en Miami y descubrieron el “Sándwich cubano de roast beef”. Una auténtica bomba con carne mechada al que echarás la mano en cuanto le veas. Además te lo puedes comer en su terraza acompañado de un buen gintonic. Comer un sándwich en Midtown es un planazo sin fisuras.

Dos de los tipos de sándwich de DOT Café. Foto de DOT Café.
Dos de los tipos de sándwich de DOT Café. Foto de DOT Café.
DOT Café (C/ de Eugenio Sellés, 6)

Lo de celebrar el Día del Sándwich es algo que algunos hacemos varias veces al año. Y si es con el “Bikini” o sándwich mixto de DOT, muchísimo mejor. Han depurado tanto la receta, que creo que es difícil que haya un sándwich mixto más bueno. El pan que utilizan es tipo brioche de Panadario y la diferencia es brutal con otros Bikinis hechos sin cariño. Vamos, que entre lo rico que está y lo bonita que es la cafetería, yo me quedaba a vivir.

Sándwich Giuseppito de Bresaola. Foto de Magasand.
Sándwich Giuseppito de Bresaola. Foto de Magasand.
Magasand (C/ Columela 4)

No soy muy de ir a cadenas de comida, pero con Magasand hago una excepción. Están distribuidos por las zonas más top de Madrid, y la ubicación de su local en el barrio de Salamanca me la sé de memoria. Fue el primer local que abrieron y sigue actual como el primer día, con su mesa comunal de madera y selección de revistas de tendencias para estar a la última mientras comes. ¿Y qué puedes comer? El “Giuseppito de Bresaola” que no recuerdo qué lleva, pero siempre me lo pido 😉

 

El tema del sándwich da para mucho. Como lo de poner algo que comer entre pan y pan es universal, nunca se termina de aprender (ni de comer) algo nuevo. Y oye, no hace falta reservar con antelación ni nada por el estilo. ¿Te entra hambre? Pues un sándwich y chimpún. No te pierdas mis andazas en Instagram; ahí te cuento mi día a día y lo que como, que no todo llega a salir en la web porque me lo como antes 😉

 

Puedes seguirme en Instagram + FaceBook + Twitter + Bloglovin´

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*