Únete a nuestra comunidad de bon vivants castizos y recibirás mi guía para exprimir Madrid en 48 horas.

X

X

Comer barato en Madrid sin acabar con dolor de estómago.

[You can read this post in English here]

El que quieras comer barato en Madrid no tiene porqué abocarte a comer comida de calidad dudosa en una franquicia de comida rápida. Incluso en el centro, hay gloriosas opciones para comer estupendamente sin acabar en el Museo del Jamón. Y ojo, que yo he comido allí varias veces (como mucha gente), pero hay opciones mucho más sanas y ricas si sabes dónde ir. Y para eso, tienes este post. De nada 😉

HOT-SMOKED-pastrami-G
Sándwich de pastrami de Hot&Smoked.

Hot & Smoked (calle de la Puebla 9)

No soy yo del que se queje de las modas foodies que llegan regularmente a la ciudad, sobre todo si se trata del sándwich de pastrami en Madrid. Hay muchos sitios finos y elegantes para comer este manjar con cuchillo y tenedor. Yo no soy de esa opinión, creo que es algo a lo que hay que echarle la mano. Y para ello, este local esconde una calidad muy superior a la media, y cumple con lo de comer barato en Madrid. Por su tamaño, por su pan y por la cantidad de relleno, no tienen rival. No te pierdas a estos maestros del finger food.

MADRID-COOL-BLOG-RELIGION-COFFEE-religion’s-burger-G
Puesto de Prost en el Mercado de Vallehermoso. Foto de Madrid Cool Blog.

Prost (calle Vallehermoso, 36)

Dentro del Mercado de Vallehermoso se encuentra uno de mis secretos para comer carne en condiciones en la ciudad. Puedes comer barato en Madrid gracias a sus precios ajustados, pero te recomiendo que vayas con más gente y puedas pedir su “Costillar de cerdo con salsa BBQ”. Es una auténtica delicia, y saldrás de allí más que saciado.  Son expertos en carne a la parrilla y en ofrecer a sus clientes un trato inmejorable… ¿se nota mucho que es uno de mis sitios favoritos?

MADRID-COOL-BLOG-RELIGION-COFFEE-religion’s-burger-G
“Religion’s Burger” de Religion Café. Foto de Madrid Cool Blog.

Religión Coffee (calle María de Molina, 24)

Este local es mucho más que uno de los templos del café de especialidad en Madrid. Gracias a ellos también se puede comer barato en Madrid y de una manera muy sana. Prueba de ello es su “Sexy Hot Salad”, que es una ensalada caliente con kale, calabaza, boniato y un largo etc. Tampoco descuidan a los carnívoros con su “Religion’s Burger”, con carne picada por ellos mismos y mermelada de tomate. También tienen menú del día, y es de las mejores opciones de la zona también para veganos y vegetarianos.

CRUMB sandwich 01 G_00
Uno de los deliciosos sándwiches de Crumb.

Crumb (calle Conde Duque, 8)

Muchos años antes de que la fiebre por los bocatas gourmet llegara a Madrid, Crumb ya estaba aquí. Desde el principio propusieron calidad en todas las partes del bocadillo, empezando por el pan. Ellos hacen su propio pan con harinas ecológicas y masa madre, no utilizando panes descongelados ni blandengues. Lo suyo es fast good del bueno. Tienen una carta muy corta, con tres ensaladas y diez sándwiches, más que suficiente para todos los públicos. Si lo tuyo es ir a ver una peli a los cines de la Plaza de los Cubos, hacer allí merienda-cena antes o después es una idea fetén.

MADRID-COOL-BLOG-MEAT-mesa-comunal-exterior-G
Interior de MEAT. Foto de Madrid Cool Blog.

MEAT (calle Santa Teresa, 4)

Por fin hay varios sitios para comer hamburguesas en Madrid, como Five Guys o Clandestino Burger. Eso sí, este local de Alonso Martínez triunfa con una única hamburguesa, así que te puedes imaginar lo buena que está. La comanda que yo hago cuando voy es la siguiente: “Cheeseburger”, patatas fritas, aros de cebolla y un gintonic. Lo de la copa generalmente si voy a cenar y luego quiero salir por la zona. El único problema es que no reservan, pero si esperas un poquito rápidamente te encuentran un sitio. Y mientras tanto, disfrutas del ambientazo.

LA-PAGODA-poke-bowl-G
Poke bowl de La Pagoda.

La Pagoda (calle Félix Boix, 7)

Incluso en las zonas a prori más clásicas o caras, se puede comer barato en Madrid. ¿No me crees? En este restaurante de comida de Asia puedes comer por menos de 15€ si pides su “Tuna Poke Bowl”, muy rico y muy sano. El plato es el favorito de la dueña Eva Chen, que lo devoraba cuando vivía en California, como el resto de surferos de la Costa Oeste. Y si saciaba el hambre de personas que están todo el día en el agua peleándose con las olas, imagínate. Si no te pilla cerca de donde estás, hay muchos más sitios para comer poke bowl en Madrid. ¡Verás cómo es una gran idea!

MADRID-COOL-BLOG-MADERE-menu-01-G
Surtido de platos de Madere. Foto de Madrid Cool Blog.

Madere (calle del Cardenal Cisneros, 19)

Puede pasar desapercibido entre tantos locales de la calle del Cardenal Cisneros. Eso sí, en cuanto te cuente sus platos, a ti no te volverá a pasar. Su menú está basado en los platos de la cocina de isla portuguesa de Madeira. Si ya conocías (y te gustaba) la comida de nuestros vecinos, con Madere va a ser auténtica devoción. Tienen todo tipo de productos madeirenses: el refresco Brisa, la cerveza Coral Especial y el “Bolo de mel de cana”, el postre insular por antonomasia. Su menú diario está muy bien de precio, pero si compartes una “Espetada Madeira”, repetirás seguro.

MADRID-COOL-BLOG-YATAI-MARKET-funky-chen-G
Puesto de Funky Chen en Yatai Market.

Yatai Market (calle Doctor Cortezo, 8)

Siguiendo el rollo asiático, uno de mis secretos para comer barato en Madrid cuando ando por la Puerta del Sol. Tengo dos platos básicos:  noodles de Funky Chen o el ramen de Ramen San. Como son una especie de plato combinado, con ninguno de los dos te quedarás con hambre. Cierto que en verano da un poco más de pereza porque son platos muy calientes. Da igual. Píllate una cerveza fresquita  verás que bien. Después, a seguir pateando el centro. No son platos castizos, pero muy prácticos y sabrosos.

 

¿Ves? Se puede comer barato en Madrid y tomar comida de calidad. Si tu cartera anda más vacía de lo que quisieras, tu estómago no se tiene que resentir por ello. Hay comida asiática, americana, portuguesa… las opciones son muchas. Madrid es una de las mejores ciudades para comer fuera de casa. Tanto para bolsillos abultados como para los que no lo son tanto.

 

Puedes seguirme en Instagram + FaceBook + Twitter + Bloglovin´

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*